Más atención a las mipymes: Labor de las OCEX será fundamental

Cuando se creó la Alianza del Pacífico, uno de los pilares propuestos fue el apoyo a las pequeñas y medianas empresas (pymes) de sus países miembros: Perú, México, Colombia y Chile, y si bien existen diversas actividades e iniciativas para impulsar su formalización y crecimiento, la realidad es que registraron una menor productividad por su alta informalidad y poca tecnificación de capital humano.

El informe del Centro de Investigación de Economía y Negocios Globales de ADEX (CIEN-ADEX) reportó que el trabajador de una mipyme peruana tiene un índice de productividad de 0,38 (equivale al 38% de un trabajador promedio de una gran empresa).

En Chile el índice es de 0,61, seguido por México con 0,52 y Colombia con 0,38. Países como Francia (0,88) y Alemania (0,87) tienen este indicador muy cerca a la unidad, lo que significa que sus trabajadores son más productivos.

En esas condiciones las mipymes nacionales siguen perseverando en su largo camino por la internacionalización. Sin embargo, no existe un programa o plan que las ayude a surgir. El vicepresidente del Comité de Manufactura de ADEX, Hugo Yallico, confió que las cosas cambien, pues al revisar las exportaciones totales se observa que el aporte de las mipymes es mínimo.

Luego de recordar que las Oficinas Comerciales del Perú en el Exterior (OCEX) estarán bajo la competencia de PromPerú, urgió en una mejor articulación y sensibilización para apoyar de una mejor manera a esas empresas. “Necesitamos un apoyo real”, puntualizó. 

Manifestó que Mincetur focaliza sus servicios en compañías con mayor capacidad, pero no ofrece nuevos servicios a las mipymes: No tiene esquemas asociativos, de prospección, fronterizos y otros que promuevan la exportación.

Institución especializada

En opinión de Yallico, es necesario tener una agencia de promoción especial para las micro, pequeñas y medianas empresas, un ente similar a lo que fue en su momento Prompyme, que articule todos los programas dirigidos a estos emprendimientos.

“Existen diversos programas pero la mayoría están dispersos. Si estuvieran conectados lograríamos aprovecharlos mejor. Antes contábamos con Prompyme y la experiencia fue buena”, opinó.

Señaló que las mipymes experimentan muchas limitaciones por parte de las actuales entidades encargadas de promoverlas, por lo que solicitó un cambio de estrategia que los incluya en la nueva legión de exportadores. “Si bien ahora somos pequeños, queremos crecer. Estoy seguro de que en el futuro podremos también ser grandes”, apuntó.

Oportunidad con la AP

Yallico destacó las oportunidades que traerá la Alianza del Pacífico a las pequeñas y medianas empresas a través de sus diversas actividades y programas, como la posibilidad de participar en las compras estatales de los otros países miembros de la AP.

“Esperamos se pueda programar capacitaciones para este tipo de compras, así como en temas de abastecimiento, logística o exportación. Otros países como Chile y Colombia ya empezaron a sacar provecho de este beneficio, ahora es nuestro turno. No podemos perder esta oportunidad”, refirió.

Asimismo, manifestó que el Consejo Empresarial de la Alianza del Pacífico -del cual ADEX es miembro- deberá facilitar una guía e información educativa a las mipymes, no solo respecto a los miembros de la AP, sino también de la Comunidad Andina.

Otras necesidades:

  • Serpost: Las mipymes necesitan mayor flexibilidad para el envío de muestras, ya que existen productos que no superan el peso máximo, pero si el tamaño permitido, como una tabla de surf.
  • Drawback: Para compensar la poca competitividad que existe en el país se necesita incrementar el Drawback a 5%.

El pasado 9 de septiembre se realizó la ceremonia de transferencia del Capítulo Peruano del Consejo Empresarial de la Alianza del Pacifico (CEAP) para el período 2019-2020.