Reglas de origen: oportunidad para cadena textil-confecciones

Perú tiene decenas de acuerdos comerciales con los principales países del mundo. Según la directora de la dirección de desarrollo de mercados internacionales del Mincetur, Mariella Amemiya, estos ofrecen mejores condiciones de acceso a los mercados de exportación a través de preferencias arancelarias, las cuales pueden ser mejor aprovechadas si se cumplen con las reglas de origen establecidas en cada acuerdo.

La acumulación de origen reconoce como propios los materiales originarios de un socio comercial, así como los procesos productivos llevados a cabo en su territorio, por lo que ayuda a impulsar negocios a través de la mayor importación de mercancías que no se producen en Perú.

El director general de Facilitación de comercio exterior del Mincetur, Francisco Ruiz, considera que la acumulación de origen ayuda a expandir y a reorientar el comercio porque amplía el rango de materiales no producidos en Perú. “Es conveniente adquirirlos de nuestros socios comerciales y no de otros con los que no tenemos un TLC”, señaló.

Según Nancy Arrelucé, analista senior de desarrollo de políticas del Centro de Investigación de Economía y Negocios Globales CIEN-ADEX,  en Perú las exportaciones con valor agregado son aún reducidas, por lo cual no se aprovecha la acumulación de origen. “Además, hay poco conocimiento de su existencia aunque está presente en los principales acuerdos vigentes”, explicó.

Consideró que nuestra membresía en el Tratado Integral y Progresista de la Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés) debe ser la plataforma para intensificar la exploración al mercado asiático con un enfoque de bloque a bloque. Para ello la acumulación de origen cumplirá un rol fundamental.

Textil-confecciones

El presidente del Comité de confecciones de ADEX, César Tello, afirmó que la acumulación de origen nos abrirá una ventana de oportunidades para incrementar el comercio de materias primas e insumos a países que son grandes productores de prendas de vestir de algodón.

“Nos permitiría mejorar nuestra competitividad gracias a una reducción de costos al importar una serie de productos y mantener las reglas de origen de nuestro TLC con EEUU.  Podríamos aprovechar los TLC que tiene EEUU con Canadá, México, Colombia y Centroamérica”, dijo. Precisó que en la cadena textil-confecciones se podría vender hilado de algodón y comprar telas planas de Colombia, hilado texturizado de poliéster de México, cintas de Centroamérica, etc. (Nota de Revista Perú Exporta de ADEX)