ADEX pide restitución del drawback a 5%

Las exportaciones anuales (julio 2017-junio del 2018) alcanzaron los US$ 48 mil 781 millones luego de lo cual iniciaron un nuevo ciclo descendente. Las no tradicionales sugieren un acercamiento a un punto máximo histórico (US$ 13 mil 675 millones en 2019), pero las tradicionales, que representan el 75% del total, cerrarían en rojo.

Un análisis del Centro de Investigación de Economía y Negocios Globales CIEN-ADEX detalló que a excepción de la pesca para Consumo Humano Directo, los otros subsectores están o se acercan a una zona de contracción: minería, agro y petróleo y gas natural (primarios); y la siderometalurgia, textil, metalmecánica, minería no metálica, madera y varios (con valor agregado).

Competitividad en el país

En opinión del presidente de la Asociación de Exportadores (ADEX), Erik Fischer Llanos, esta situación se debe a factores exógenos e internos. “hemos perdido competitividad y eso está afectando nuestra capacidad exportadora. Como la mejora es un proceso de largo plazo (con metas hasta el 2035) por una cuestión elemental de timing, las exportaciones no mejorarán su performance en el corto plazo”, dijo.

Según el Doing Business, el año pasado se batió el record mundial de reformas económicas. Es decir, mientras otros países están en plena carrera para impulsar cambios, Perú está paralizado por la crisis política y la corrupción. La pérdida sostenida de competitividad se evidenció en el último ranking del World Economic Forum (ver P. 14) en el que Perú retrocedió dos posiciones (del 63 al 65).

En ese sentido, Fischer insistió en la necesidad de restituir la tasa del Drawback a 5% mientras Perú enfrente serios problemas de competitividad. “La corrupción paralizó la agenda económica por varios años, los exportadores necesitan un shock de confianza y la ejecución de las medidas anunciadas en el marco del plan de trabajo del gobierno al 2021”, dijo

Consideró que solo las reformas estructurales permitirán que Perú mejore sus indicadores de competitividad por lo que -apuntó- cobra especial relevancia la inmediata ejecución del Plan Nacional de Competitividad y Productividad y el Plan Nacional de Infraestructura.

El dato

Si se analizan las cifras de los despachos nacionales entre 2013 y 2018, se observa que las manufacturas de alta tecnología no solo tienen una mínima participación (0.4% del total), sino que inclusive cayeron de US$ 183 millones a US$ 179 millones (2013-2018).